Archivo de la etiqueta: viandantes

Madrid se seca

Madrid se está quedando sin fuentes de agua potable. Frente a esa realidad, que queda demostrada en el informe realizado por A Pie, los viandantes cabreados realizamos ayer una acción: donamos una fuente (de cartón piedra, aunque ‘funcionando’) al Ayuntamiento de Madrid. Decenas de participantes estuvieron en la plaza de Callao, uno de los ejemplos del feísmo de esta ciudad y, que desde su reciente remodelación, se ha convertido en un auténtico descampado en el centro urbano, sin bancos, sin sombras y por supuesto sin fuentes.

El informe de A Pie mencionado arriba cuenta cosas tan duras como estas:
-En tres década, los surtidores se han reducido más de la mitad, pasando de 4.000 a las 1.843 que existen en la actualidad (muchas de ellas, encima sin servicio).
-Sólo existe una fuente cada 5,2 kilómetros, lo que implica que en alguno casos los paseantes por la ciudad tengan que andar más de una hora hasta encontrar el surtidor más próximo.
-Cada fuente en el centro urbano da servicio a una superficie equivalente a entre 18 y 50 campos de fútbol (18 y 50 hectáreas).

Anuncios

Mi aparcamiento, el mundo

Coche de policía municipal aparcado sobre la acera

Había plazas de aparcamiento, por decenas, en todas las calles circundantes.

[Foto tomada el miércoles 21 de abril de 2010 en la plaza de José Zorrilla, en la confluencia de las calles Bravo Murillo e Islas Filipinas.]

¿Por qué será que siempre que se peatonaliza una calle acaba convirtiéndose en aparcamiento para policías? II

Coche de policía en zona peatonal.

Calle Montera. Domingo 24 de enero. 14 horas.

No es una ciudad para viejos (ni cojos)

Esta mañana tenía cita en el médico, a causa de un esguince que obliga a cojear. En la puerta del ambulatorio (Reina Victoria con Pablo Iglesias, en Madrid) he asistido a esta sucesión de escenas:

-Un coche a toda velocidad se topa con un semáforo en rojo. Frena. Los neumáticos chirrían y el coche se desliza sobre sus ruedas inmóviles, que acaban echando humo antes de parar justo en la línea de cruce.

-Un agente de movilidad motorizado observa la escena, meneando negativamente la cabeza.

-Mientras cruzo y delante mío, el mismo agente se salta el semáforo en rojo, entre dos peatones.

-Como estoy cojo, no me da tiempo a cruzar y el semáforo se cierra cuando me quedan tres metros. El coche que estaba esperando en ese carril pita y avanza hacia mí. Le hago un gesto con la mano. No sólo me contesta violentamente, sino que hace amago de ir a atropellarme (lo juro, a un cojo).

Conclusión:
El coche ha pasado rozándome, pero me ha dado tiempo a darle un fuerte golpe en la ventanilla. Sólo mi cojera ha impedido que me tomara la justicia con mi propia mano. Es evidente que los semáforos de Reina Victoria me hubieran dado tiempo a alcanzarlo corriendo. No sé qué hubiera pasado, pero tengo curiosidad en saber si me hubiera convertido en el vengador justiciero. De ser así, se lo hubiera dedicado a todos los ancianos y discapacitados que viven en este locura de ciudad.

Un semáforo muy poco legal

El semáforo de enfrente del Rufino incumple los tiempos de paso.

Desde el Apa del cole, hemos denunciado que este disco sólo tiene un periodo de paso de 16 segundos en verde permanente. De acuerdo a la normativa de la Comunidad de Madrid, tendría que aumentar ese tiempo hasta los 34 segundos.

Curiosamente, el Ayuntamiento de Madrid ha incluido a este colegio entre los participantes en el programa “Madrid a pie, Camino seguro al cole”, que pretende conseguir que los más pequeños vayan solos a la escuela.

Esta es una parte del texto que vamos a mandar al ayuntamiento:

Este semáforo cambia sus intervalos de paso a lo largo del día. Sin embargo, hemos comprobado (y adjuntamos grabación realizada el 21 de enero de 2009, a las 8:57 horas) que por las mañanas el semáforo tiene los siguientes intervalos de paso:

-Luz verde fija para el peatón
16”
-Luz verde parpadeante para el peatón
5”
-Luz roja para el peatón
1′ 20”

Dicho cruce tiene una longitud de 14 metros. A una velocidad de desplazamiento de 50 cm/s, tal y como establece la normativa de la Comunidad de Madrid (Reglamento Técnico de Desarrollo en Materia de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas, aprobado por Decreto 13/2007 de 13 de marzo, vid Anexo de Normas Técnicas, Norma 2, 1.2, i), el intervalo de paso para los peatones tendría que elevarse hasta los 26 segundos, a los que habría que sumar 3 segundos de “tiempo muerto para la percepción del momento de paso” así como otros 3 segundos de “tiempo de holgura” (normativa anteriormente citada).

Exigimos, por lo tanto, que el tiempo de los intervalos de paso para los peatones en dicho cruce se eleve al menos hasta los 34 segundos.

Peatones ganan

La dura batalla diaria de ser peatón.

Sálvame, Capitán Zapato

Los viandantes de Quito, peatones y peatonas, también están cansados del predominio del coche. Por eso se han agrupado en el colectivo Quito Para Todos. Trabajan tanto que hasta les ha salido un superhéroe, el Capitán Zapato. Este vídeo, aunque dura 10 minutos, es el mejor resumen de su actividad. Lo mejor, la frase final:

Solamente los zapatos van a salvar al mundo de la contaminación

Viendo las actividades de la ciudad ecuatoriana uno no acaba de entender lo que pasa en Madrid, donde los peatones nos mantenemos callados y el ayuntamiento avanza hacia una movilidad cada día más tercermundista.